22

Ago

Cada persona experimenta la pérdida auditiva de una manera distinta, ya que es una condición que se presenta gradualmente, en diferentes tipos y niveles. Es por ello que la tecnología en aparatos auditivos ha avanzado para brindar soluciones que se puedan adaptar a las distintas necesidades de cada paciente. 

¿Quieres conocer más sobre las opciones disponibles en el mercado? A continuación, te explicamos las características de los dos diseños más comunes de aparatos auditivos.

Principales diferencias entre aparatos auditivos intracanales y curvetas

Características de los aparatos auditivos intracanales

Los aparatos auditivos intracanales llevan ese nombre porque la mayor parte del equipo se encuentra dentro del canal auditivo. Su medida depende del tamaño del conducto auditivo del paciente, así como del nivel de potencia que requiera. Por lo que, para pérdidas auditivas superficiales, los dispositivos pueden ser más pequeños y discretos. Mientras que en pérdidas auditivas severas, suelen ser más grandes, llegando a ser visibles fuera del conducto auditivo.

Estas son sus principales características, aunque, dependiendo del tamaño del aparato auditivo, algunos botones y funciones pueden variar:

  • Pulsador: Este botón es el que permite realizar cambios entre los distintos programas de audio cargados por el audioprotesista. Sin embargo, los equipos más pequeños no suelen contar con esta opción.
  • Rueda de volumen: Esta función permite tener un control sobre el volumen para subirlo o bajarlo. No obstante, también se trata de un elemento opcional, ya que todos los aparatos auditivos digitales ajustan automáticamente su volumen de acuerdo con el entorno. Además, en aquellos dispositivos con conectividad, el volumen puede ser controlado a través de una aplicación en el teléfono celular.
  • Orificio de los micrófonos: Es la parte por donde ingresa el sonido del exterior al auxiliar auditivo. Si este conducto se encuentra sucio, el audio no podrá ingresar.
  • Portapila: Existe solamente en aquellos dispositivos no recargables, que utilizan baterías de zinc. Además de alojar la pila, al cerrar este compartimento, el aparato se enciende, mientras que al abrirlo, se apaga.
  • Ventilación: Es el canal que va desde la entrada del aparato hasta el conducto auditivo. Entre sus funciones están disminuir la sensación de eco y de oído tapado, modificar la acústica y permitir el paso del aire para evitar la condensación de humedad.
  • Salida del sonido: Es la parte del aparato de donde sale el sonido amplificado, apuntando directamente a la membrana timpánica del paciente, por lo que todo el molde en el que se encuentra debe ser hecho a la medida de cada persona. También cuenta con un filtro que protege la maquinaria contra el cerumen.
  • Filamento: Es un hilo pequeño que facilita la extracción del aparato auditivo cuando está colocado en el oído del paciente.

Características de los aparatos auditivos de curvetas

Estos tipos de aparatos auditivos están diseñados para colocarse detrás de la oreja, y es por esta razón, que también se les conoce como aparatos BTE (“behind the ear”, es decir, detrás de la oreja). En ellos, el sonido se envía al oído a través de un molde. Al igual que en los intracanales, su tamaño depende del nivel de potencia que necesite el paciente. 

Sus características más destacadas son las enlistadas a continuación, pero es importante recordar que pueden existir variaciones en el diseño, dependiendo del aparato auditivo que elijas:

  • Pulsador: Dependiendo del aparato auditivo, este botón puede ser único, doble o triple, y sirve tanto para ajustar el volumen, como para realizar cambios entre los programas de audio. Asimismo, en los dispositivos que cuentan con conectividad, estos ajustes se pueden realizar desde una aplicación en el celular.
  • Codo: Es la parte que une a la curveta (aparato auditivo) con el molde.
  • Tubo: Conduce el sonido desde el codo hasta el molde para su salida hacia el conducto auditivo de la persona.
  • Molde: Tiene dos funciones principales. En primer lugar, permite direccionar de manera correcta el sonido que sale del aparato auditivo hacia el tímpano. Asimismo, sirve para sostener el equipo adecuadamente en el oído del paciente. Por estas razones, lo más recomendable es que el molde sea adaptado a la medida del conducto auditivo de cada persona, en vez de emplear moldes estándar. 
  • Portapila: Al igual que en los dispositivos intracanales, el portapila aloja la batería de los equipos que no son recargables. Además, al cerrarlo, el aparato se enciende; y al abrirlo, se apaga.
  • Orificio de los micrófonos: Es la parte de entrada del sonido del entorno al aparato auditivo. Al igual que con los dispositivos intracanales, se recomienda mantener una buena rutina de limpieza, ya que, si esta parte se encuentra sucia, el sonido no podrá ingresar.

Día con día, la audición juega un papel esencial en nuestra conexión con la vida y con el mundo que nos rodea. Por ello, la pérdida auditiva va más allá de ser un simple problema de salud, pues afecta el bienestar emocional y limita las relaciones sociales de quienes la padecen. Afortunadamente, hoy existen distintas soluciones para tratar los problemas de audición y devolverle a las personas la capacidad de escuchar bien.

Si quieres conocer cuál es la mejor opción para ti, ponte en contacto con nosotros para agendar una cita de diagnóstico y prueba de aparatos auditivos. ¡No esperes más e inicia una nueva etapa de tu vida ahora mismo!

Posts Recientes

Aparatos auditivos: Aprovecha al máximo las fiestas decembrinas con estos tips

Publicado diciembre 15, 2023

3 problemas comunes de sonido en aparatos auditivos: Cómo detectarlos y qué hacer

Publicado diciembre 13, 2023

[Infografía paso a paso] Cómo cambiar las baterías de tus aparatos auditivos

Publicado diciembre 4, 2023

Etiquetas

Categorías