24

Mar

La pérdida de la capacidad auditiva es un fenómeno gradual que empieza a mermar poco a poco en la salud de las personas, muchas veces sin que se den cuenta. Y es cuando comienzan a quedarse fuera de las pláticas de la familia, que los invade el aislamiento y la baja autoestima. Sin embargo, el uso de aparatos auditivos puede revertir varios de estos efectos negativos.

Por esta razón, son principalmente los familiares quienes los pueden ayudar a buscar soluciones y recuperar su calidad de vida, al detectar los primeros síntomas en la convivencia diaria.

Cómo saber si mi familiar necesita un aparato auditivo 

Evaden pláticas

Prefieren evitar conversaciones con el resto de la familia y comienzan a decir que “sí” a todo, con tal de no pedir que les repitan las palabras. 

Se aíslan 

A veces, se sienten ignorados por las personas más cercanas de su círculo familiar y social, lo que los lleva a aislarse al percibirse a sí mismos como menos valiosos. 

Repiten preguntas

En contextos laborales o escolares, llegan a ser juzgados como distraídos o menos cultos porque hacen una misma pregunta varias veces y necesitan que les repitan las indicaciones.

Tienen menos privacidad al hablar con otros

Durante su vida en pareja, se pierden de los coqueteos y de las bromas hechas en susurros o en voz baja; también dejan de disfrutar de la privacidad porque necesitan hablar por teléfono con un volumen alto.

Pierden autosuficiencia 

Al dejar de escuchar los sonidos del entorno, les resulta complicado desenvolverse en lugares públicos o al manejar un auto; esto los hace sentirse menos independientes.

No escuchan a mujeres y niños

Normalmente, los primeros sonidos que se pierden son los agudos, por lo que las conversaciones con las mujeres y los niños pequeños suelen ser las más afectadas al inicio.

Lo más recomendable es atender el problema al momento que se identifican los primeros síntomas, ya que la falta de audición conlleva a pérdidas cognitivas relacionadas con la memoria auditiva. Esto es, perder la capacidad de identificar los sonidos cotidianos ante la falta de estímulo.

Ayuda a tus familiares con aparatos auditivos 

Iniciar un tratamiento les permitirá: 

  • Escuchar las historias y ocurrencias de los nietos
  • Volver a escuchar las instrucciones de los jefes y compañeros de trabajo
  • Integrarse de nuevo a la dinámica familiar y social
  • Recuperar la independencia y sentirse útiles
  • Percibir los distintos sonidos de la naturaleza
  • Recobrar la privacidad, disfrutar del coqueteo y de los susurros en pareja
  • Reírse de los comentarios graciosos dichos en voz baja 

Una vez que inicia el uso de aparatos auditivos, el sentido de valía regresa en los pacientes porque vuelven a integrarse al círculo familiar. Además, la sensación de independencia que les da el valerse otra vez por sí mismos, así como la tranquilidad que les brinda el poder salir de nuevo a la calle sin ponerse en riesgo, son elementos clave en la recuperación de la autoestima perdida. 

¿Crees que uno de tus familiares puede tener problemas auditivos? Contáctanos para agendar una cita de diagnóstico y prueba de aparatos. 

Etiquetas: Audición

Posts Recientes

Hipoacusia: Una enfermedad en ascenso en jóvenes y adolescentes

Publicado septiembre 19, 2022

Inicios de pérdida auditiva por la edad (Presbiacusia): ¿Cuáles son las señales?

Publicado agosto 18, 2022

¿Qué debo de saber antes de adquirir auxiliares auditivos?

Publicado agosto 18, 2022

Etiquetas

Categorías

Categorías