19

Sep

Publicado 22:57 / 20 likes / 0 comentarios

Comúnmente, se cree que la pérdida auditiva es un problema que va de la mano con el envejecimiento. No obstante, enfermedades crónicas como la hipoacusia están derribando esta creencia popular, afectando cada vez más a los jóvenes, al grado de necesitar aparatos auditivos para mejorar su calidad de vida. Aquí te contamos de qué se trata.

 

¿Qué es la hipoacusia y cómo afecta a los jóvenes?

 

La hipoacusia se define como la pérdida de la capacidad auditiva, ya sea de manera parcial o total, en uno o ambos oídos. Ahora bien, esta enfermedad puede originarse debido a la exposición constante a elevados niveles de ruido, que superan los límites recomendados. 

 

Por consiguiente, suele percibirse de manera gradual y es posible que inicie con un zumbido en los oídos. Pero una vez que se presenta, es permanente y puede requerir de la utilización de aparatos auditivos.

 

Aunque anteriormente era considerado un problema común entre la población de adultos mayores, actualmente, según el Instituto Better Hearing, el 65% de las pérdidas auditivas se ubican entre personas de 18 y 44 años

 

Aunado a ello, se ha comprobado que esta pérdida auditiva se presenta en 1 de cada 5 personas antes de los 20 años. Así que, como sociedad, estamos frente a una de las enfermedades incurables más frecuentes en jóvenes.

 

Sin embargo, a pesar de su carácter irreversible, puede ser prevenida manteniendo una correcta higiene auditiva y disminuyendo la exposición a los factores de riesgo. 

 

¿Cómo prevenir la hipoacusia y el uso de aparatos auditivos?

 

Hoy en día, la disminución del rango de edad para la aparición de problemas en el oído y la necesidad de adquirir aparatos auditivos, son factores relacionados con habitantes de ciudades industrializadas, donde normalmente existe mucho ruido. 

 

Por lo que algunas de las causas más comunes de la hipoacusia en jóvenes están relacionadas con malos hábitos, como:

 

  • Un alto nivel de exposición a ruidos fuertes
  • El uso constante de auriculares por encima de los límites adecuados
  • Estar mucho tiempo en ambientes con música a altos volúmenes

 

Debido a que la hipoacusia es una enfermedad que no distingue edades, es importante tomar medidas de cuidado desde temprana edad. De esta manera, se recomienda a todas las personas moderar el volumen de los auriculares y evitar la exposición prolongada a ruidos muy fuertes. 

 

Si esto no es posible, por ejemplo, para quienes trabajan en fábricas u obras de construcción, lo ideal es utilizar protectores adecuados para amortiguar el ruido y cuidar el oído.

 

Todas estas recomendaciones pueden prevenir problemas auditivos como la hipoacusia, pero si te encuentras expuesto a factores de riesgo como los mencionados aquí, no dudes en consultar a un especialista para determinar si existe alguna pérdida de audición que te pueda afectar en el día a día.

 

Si quieres saber más información sobre este tema, contáctanos para agendar una cita de valoración y descubrir lo fácil que puede ser la vida con aparatos auditivos en la actualidad.

 

Etiquetas: Audición

Posts Recientes

Hipoacusia: Una enfermedad en ascenso en jóvenes y adolescentes

Publicado septiembre 19, 2022

Inicios de pérdida auditiva por la edad (Presbiacusia): ¿Cuáles son las señales?

Publicado agosto 18, 2022

¿Qué debo de saber antes de adquirir auxiliares auditivos?

Publicado agosto 18, 2022

Etiquetas

Categorías

Categorías