2

Jun

¿Alguna vez has pensado en lo esencial que es la audición para nuestra vida diaria? La capacidad de escuchar nos permite conectarnos con el mundo que nos rodea, pero, a pesar de su importancia, muchas veces lo olvidamos y nos exponemos a situaciones que pueden provocar daños irreversibles en nuestros oídos, derivando en pérdida auditiva.

Por este motivo, a continuación te explicaremos algunos de estos factores de riesgo y qué puedes hacer para evitarlos.

Índice de contenido

  1. Impacto del tabaquismo en la audición
  2. Pérdida auditiva y uso de fármacos ototóxicos
  3. Hipoacusia por exposición al ruido
  4. Prevención de infecciones del oído
  5. Enfermedades crónico-degenerativas y pérdida auditiva
  6. Rutina de cuidado del oído para evitar pérdida auditiva

Impacto del tabaquismo en la audición

“Los fumadores tienen 70% más probabilidad de sufrir pérdida auditiva que los no fumadores.”

Journal of American Medical Association

¿El tabaco puede dañar la capacidad de audición?

Sí. Actualmente, se sabe que el humo del tabaco contiene más de 4 mil sustancias tóxicas, lo cual puede afectar gravemente al oído interno, provocando alteraciones en éste.

Consecuencias

  • Falta de oxígeno en la sangre restringiendo el suministro del mismo a la cóclea del oído interno, impidiendo su funcionamiento. 
  • Daño en fumadores como en fumadores pasivos.
  • Aumenta la probabilidad de padecer otitis media entre otras infecciones.
  • Episodios infecciosos de mayor duración

Recomendaciones para prevenir pérdida auditiva

  • Evitar la exposición al humo del tabaco en lugares cerrados
  • Realizar valoraciones periódicas del oído

Referencia:

Rodríguez Medrano, R., A’Gaytán Rodríguez, P. Manual de audioprotesismo. Blauton México. 2006.

¿Te interesa saber más? No te pierdas nuestro blog: ¿El tabaco puede ocasionar pérdida auditiva?

Pérdida auditiva y uso de fármacos ototóxicos

“La ototoxicidad puede afectar la audición, el equilibrio, o ambos.”

¿Qué es la ototoxicidad?

La ototoxicidad es el efecto nocivo producido en el oído interno, por diversos fármacos denominados ototóxicos. Estas lesiones pueden ser reversibles o permanentes, dependiendo de:

  • El tipo de medicamento que las provocó
  • La cantidad de medicamento que se recibió 
  • El tiempo durante el cual se tomó el medicamento (más de 10 días)

Síntomas de posibles afecciones al oído

  • Pérdida de audición
  • Sordera
  • Tinnitus
  • Desequilibrio

Factores de riesgo

  • Susceptibilidad hereditaria
  • Edad (niños o adultos mayores)
  • Enfermedad renal o hepática
  • Problemas auditivos preexistentes
  • Suministro de dos o más fármacos ototóxicos

Principales fármacos ototóxicos

Tabla

Descripción generada automáticamente

Recomendaciones para prevenir pérdida auditiva

  • Evitar la automedicación
  • Mencionar a su médico la existencia de problemas auditivos (si los tiene)
  • Tener conocimiento de los fármacos que pueden ocasionar el daño
  • Evaluación audiométrica periódica para valorar el posible daño provocado por el medicamento

Referencia:

Quintero NJ, Hernández CMC, de León ONE, et al. Ototoxicidad y factores predisponentes. Rev Cubana Pediatr. 2018.

Profundiza más aquí: Pérdida auditiva a causa de medicamentos ¿es posible?

Hipoacusia por exposición al ruido

“El 65% de las pérdidas auditivas se ubican entre personas de 18 y 44 años.”

Instituto Better Hearing

¿Qué es la hipoacusia inducida por ruido?

La hipoacusia inducida por ruido (HIR) se define como la disminución de la capacidad auditiva en uno o ambos oídos, ya sea de manera parcial o total. Se caracteriza por ser una enfermedad permanente y acumulativa, de tipo neurosensorial que se origina gradualmente, debido a la exposición a niveles perjudiciales de ruido.

Se trata de una enfermedad que no distingue edades. De hecho, actualmente, existe mayor incidencia en los jóvenes.

Algunas causas

  • Audición de música a elevada intensidad 
  • Uso prolongado de audífonos
  • Exposición a ruido del tránsito y sonido de fábricas
  • Permanencia en ambientes ruidosos en general

Posibles síntomas que pueden indicar HIR 

  • Aparición de un zumbido (acufeno) en los oídos
  • Ciertos sonidos que parecen demasiado fuertes en un oído
  • Dificultad para seguir conversaciones, oír en ambientes ruidosos y diferenciar sonidos agudos (por ejemplo, “s” o “th”)
  • Problemas para escuchar las voces de niños y mujeres (debido a que son frecuencias agudas)

Recomendaciones para prevenir pérdida auditiva 

  • Moderar el volumen de los auriculares (no sobrepasar el 60% del máximo posible) y evitar la exposición prolongada a ruidos muy fuertes
  • Evitar el uso de audífonos que se introducen en el oído
  • Utilizar protectores adecuados en caso de trabajar en ambientes ruidosos (p.ej. construcciones, etc.)
  • Consultar a un especialista para una correcta orientación

Referencia:

Echevarría-Cruz, A., De la Caridad Arencibia-Álvarez, M., El ruido como factor causante de hipoacusia en jóvenes y adolescentes. Universidad Médica Pinareña. 2020.

Para saber más: Hipoacusia: Una enfermedad en ascenso en jóvenes y adolescentes

Prevención de infecciones del oído

“8 de cada 10 niños presentará un episodio de otitis media aguda antes de los 3 años de edad.”

Internat J Pediatr Otorhinolaryngol

¿Sabías que las infecciones de oído son más frecuentes en la edad pediátrica? Esto se debe principalmente a la afectación de las vías respiratorias superiores. Por lo cual, a menudo, es una de las causas más importantes de atención médica.

Otitis media: La infección más común

Esta enfermedad suele ser una de las afecciones más frecuentes tanto en niños como en adultos, y se subdivide en tres categorías de acuerdo con el tiempo de evolución, la otitis media se subdivide en:

  • Aguda. Cuando el proceso dura menos de 3 semanas.
  • Subaguda. Cuando la infección perdura de 3 semanas a 3 meses.
  • Crónica. Cuando la enfermedad se prolonga por más de 3 meses.

Signos y síntomas predominantes

NiñosAdultos
Dolor de oído, especialmente al acostarse (otalgia)

Jalones o tirones de una oreja

Dificultad para conciliar el sueño

Llanto más de lo normal

Inquietud

Dificultad para oír o responder a los sonidos (hipoacusia)

Pérdida de equilibrio

Fiebre

Secreción de líquido del oído (otorrea)

Dolor de cabeza

Pérdida de apetito

Irritabilidad
Dolor de oído (otalgia)

Secreción de líquido del oído (otorrea)

Dificultad para oír (hipoacusia)

Irritabilidad

Recomendaciones para prevenir pérdida auditiva

  • Ante la presencia de otalgia, otorrea o hipoacusia, acudir a su médico
  • Atender y cuidar de las infecciones de vías respiratorias superiores
  • Evitar introducir cualquier objeto al oído
  • No limpiar con cotonetes el oído
  • Ante la presencia de otalgia, no automedicar o manipular el oído
  • No aplicar agua oxigenada, remedios caseros o gotas al oído sin prescripción
  • Evitar el ingreso de agua al oído
  • Cuidar la alimentación
  • Control de factores de riesgo (p.ej. alergias)

Referencia:

Campos NLA, Barrón SM, Fajardo DG. Otitis media aguda y crónica, una enfermedad frecuente y evitable. Rev Fac Med UNAM . 2014;57(1):5-14.

Puedes leer también: ¿Qué señales ayudan a detectar la pérdida auditiva en niños?

Enfermedades crónico-degenerativas y pérdida auditiva

¿Habías escuchado que ciertas enfermedades crónico-degenerativas pueden deteriorar la audición? Hoy en día, existe mucha evidencia médica que apunta a que esto es verdad. De hecho, algunos de los padecimientos más comunes relacionados con la pérdida auditiva son:

  1. Diabetes
  2. Hipertensión arterial
  3. Hipotiroidismo

Veamos cada uno a detalle.

Diabetes

La diabetes mellitus es la enfermedad crónica endocrina más frecuente, la cual se caracteriza por la alteración del metabolismo de la glucosa. Además de causar afectaciones en distintos órganos y tejidos, la pérdida auditiva está asociada con la progresión de la enfermedad.

¿Cómo afecta la audición?

Los altos niveles de glucosa en la sangre pueden provocar alteraciones en la irrigación sanguínea de los oídos, así como en el ner­vio cócleo-vestibular. Como consecuencia, pueden presentarse ciertas molestias como desequilibrio y zumbidos, hasta llegar a la pérdida auditiva.

En otras palabras, el engrosamiento de las paredes de los vasos y la reducción del flujo sanguíneo en la cóclea pueden conducir a lo que se conoce como “cocleopatía diabética”, derivando en una hipoacusia neurosensorial.

Recomendaciones para prevenir pérdida auditiva

  • Mantener la enfermedad controlada para evitar complicaciones
  • Preservar los cuidados generales de oído
  • Consultar con su médico la posible ingesta de medicamentos que ayuden a mejorar la microcirculación

Referencias:

Rodríguez MA, Rodríguez PMA, Victoria VL. Cocleopatía diabética: incidencia de hipoacusia neurosensorial de altas frecuencias en pacientes diabéticos. Otorrinolaringología. 2005;50(3):23-27.

Austin DF, Konrad-Martin D, Griest S, et al. Diabetes-related changes in hearing Laryngoscope. 2009 Sep; 119(9): 1788–1796.

Conoce más información aquí: Diabetes: Una de las causas más comunes de la pérdida auditiva

Hipertensión arterial

La hipertensión arterial es una afección frecuente que se presenta cuando la tensión arterial (fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias) de una persona es demasiado elevada.

¿Cómo afecta la audición?

Cuando la presión arterial es elevada, pueden dañarse los vasos sanguíneos de todo el cuerpo, entre ellos, los que se encargan de llevar sangre al oído.

Debido a que la irrigación a cada una de las partes del oído (externo, medio e interno) es fundamental para que estas cumplan su función, cualquier cambio o irregularidad en la llegada de la sangre, puede conducir a la pérdida auditiva permanente.

De hecho, según una investigación de la Universidad de Harvard, el primer órgano afectado cuando ocurre un problema cardíaco, es la audición.

La pérdida auditiva es un 54% más frecuente en personas con alguna enfermedad cardíaca

Recomendaciones para prevenir pérdida auditiva

Anticipar posibles complicaciones derivadas de la hipertensión, tal como la pérdida auditiva, te ayudará a tener una mejor calidad de vida. Por eso, es aconsejable:

  • Evitar el consumo del alcohol y tabaco
  • Mantener una dieta baja en colesterol, grasas saturadas y sodio
  • Practicar alguna actividad física para reducir la presión arterial
  • Si padeces de hipertensión, realizar evaluaciones audiométricas de manera periódica 

Referencias:

WHO. (2021). Hipertensión. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/hypertension
Universidad Nacional de Australia

Hipotiroidismo

La tiroides es una glándula endocrina clave para el cuerpo humano, pues regula la velocidad a la que nuestros órganos realizan sus funciones metabólicas. Cuando la tiroides se desequilibra y produce una cantidad inferior o superior de hormonas a las normales, puede provocar distintos problemas de salud, como la pérdida auditiva.

¿Cómo afecta la audición?

Dado que la hormona tiroidea es esencial para el desarrollo y funcionamiento saludable del sistema auditivo, cuando existe una insuficiencia de ella, se dificulta la traducción de señales acústicas y eléctricas que permiten captar el sonido para enviarlo al cerebro. Esto, debido a que la tiroides es la encargada de transformar el alimento en la energía necesaria para este tipo de funciones.

25% de los pacientes con hipotiroidismo son más propensos a padecer algún grado de pérdida auditiva neurosensorial (normal o súbita)

Recomendaciones para prevenir pérdida auditiva 

  • Mantener controlada la enfermedad
  • Realizar pruebas audiométricas de forma periódica para la detección temprana de cualquier problema auditivo
  • Consumir alimentos ricos en antioxidantes (calabaza, tomates, arándanos, etc.)
  • Evitar comer verduras crudas en grandes cantidades
  • Hacer ejercicio regular para fomentar una buena circulación

Referencias:

HEALTHY HEARING. (2022). Thyroid disease and hearing loss. https://www.healthyhearing.com/report/53318-Thyroid-disease-and-hearing-loss-tinnitus-hypothyroidism-hashimotos
Universidad de Tel Aviv, 2015
Audix. (s.f.). Hipotiroidismo e hipoacusia. https://www.audix.cl/2019/10/hipotiroidismo-e-hipoacusia/

Consulta el impacto en otras enfermedades: Pérdida auditiva: Un factor de riesgo para la demencia

No cabe duda que son muchos los factores de riesgo que pueden derivar en problemas auditivos. Sin embargo, también existen varios hábitos que pueden ayudarnos a cuidar mejor nuestros oídos para evitar estos padecimientos. 

A continuación,  te presentamos los elementos más importantes que debes tomar en cuenta en tu día a día para conservar la salud de tus oídos.

Recuerda que el mal cuidado de tus oídos puede ocasionar lesiones irreversibles, pero está en tus manos prevenirlas.

Te recomendamos leer también: ¿Se puede prevenir el uso de aparatos auditivos? Conoce la rutina del cuidado del oído

Ahora que ya conoces los diferentes factores que pueden provocar pérdida auditiva y estás al tanto de las recomendaciones para evitarlos, es más fácil que implementes una adecuada rutina de cuidado del oído que te ayude a mantener una buena salud auditiva a largo plazo.

Si crees que tú o alguno de tus familiares está padeciendo problemas auditivos, ponte en contacto con nosotros para salir de dudas y realizar los estudios audiométricos necesarios.

Posts Recientes

Aparatos auditivos: Aprovecha al máximo las fiestas decembrinas con estos tips

Publicado diciembre 15, 2023

3 problemas comunes de sonido en aparatos auditivos: Cómo detectarlos y qué hacer

Publicado diciembre 13, 2023

[Infografía paso a paso] Cómo cambiar las baterías de tus aparatos auditivos

Publicado diciembre 4, 2023

Etiquetas

Categorías