15

Nov

Elegir hábitos de vida más saludables se ha vuelto una prioridad para quienes buscan evitar enfermedades en el futuro. Un ejemplo de ello son los cuidados del oído, que, a la larga, pueden ayudar a prevenir padecimientos que deriven en el uso de aparatos auditivos.

 

Sin embargo, hay muchos mitos alrededor del tema, que han llevado a las personas a realizar rutinas de limpieza perjudiciales para la salud. A continuación te contamos algunas de ellas.

 

Errores comunes en el cuidado del oído

 

La equivocación más frecuente es pensar que la cerilla equivale a suciedad en el oído. Nada más alejado de la realidad. De hecho, la cerilla es una capa de grasa que cubre y protege al oído de agentes extraños como el polvo, las bacterias, objetos pequeños, por mencionar algunos.

 

Debido a que esta función de barrera es necesaria, el cuerpo producirá mucha más cerilla mientras más nos la quitemos. Por ello, otro error común que puede dar lugar a enfermedades y al uso de aparatos auditivos, son los remedios caseros que buscan eliminar esta cera. Por eso, se recomienda:

 

  • No introducir gotas de glicerina
  • No realizar lavados del oído
  • No utilizar hisopos o cotonetes

 

Estas prácticas son peligrosas y pueden provocar:

 

  • Daños y perforaciones en el tímpano debido a una inserción demasiado profunda del cotonete
  • Cambio del pH de la piel del oído, que puede desencadenar en la proliferación de microorganismos patógenos
  • Humedad, que puede derivar en inflamación del oído interno, así como en infecciones por hongos
  • Resequedad y comezón intensa en el oído, que puede ocasionar enrojecimiento, dolor y heridas por rascarse

 

Cuidados del oído para evitar el uso de aparatos auditivos

Para evitar todo lo anterior, estos son algunos hábitos de cuidado del oído que pueden mejorar el estilo de vida:

 

Tener una rutina de limpieza

Normalmente, el agua que entra al oído cuando uno se baña es más que suficiente para alcanzar a sacar la cerilla acumulada. Al terminar, se puede secar el área o terminar de limpiarla con una toalla pequeña, sin necesidad de introducir más agua ni insertar ningún otro objeto al oído, ya que esto puede empujar la cerilla hacia adentro y tapar el conducto.

 

Evitar exposición a ruidos fuertes

Por otro lado, la capacidad auditiva también puede verse afectada por pasar mucho tiempo en ambientes con ruido. Para prevenirlo, puedes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones en tu vida diaria:

  • Reducir el número de aparatos electrónicos funcionando al mismo tiempo en casa o en el trabajo
  • Utilizar los audífonos a un volumen por debajo del 60% de su capacidad
  • Intentar descansar de los audífonos durante 5 minutos, por cada media hora de uso
  • Preferir audífonos externos o de diadema

 

Puede interesarte también: Hipoacusia: Una enfermedad en ascenso en jóvenes y adolescentes

 

Tratar a tiempo las infecciones del oído

Por último, las gripes e infecciones en el oído son la segunda causa de pérdida auditiva. Sin embargo, la mayoría de estas enfermedades se pueden atender a tiempo con un tratamiento médico, evitando así consecuencias adversas que lleven al uso de aparatos auditivos. Por ello, siempre es importante acudir con un especialista y no automedicarse.

 

Si tienes dudas y deseas evaluar tu capacidad auditiva, ponte en contacto con nosotros para agendar una valoración.

 

Recuerda que el mal cuidado de tus oídos puede ocasionar lesiones irreversibles, pero está en tus manos prevenirlas o, en su caso, iniciar un tratamiento oportuno.

Etiquetas: Uncategorized

Posts Recientes

Grupos de Ayuda Mutua: Apoyo clave para personas con aparatos auditivos

Publicado diciembre 30, 2022

Pérdida auditiva: ¿En qué consisten los estudios audiométricos y cómo sé si necesito uno?

Publicado diciembre 30, 2022

Pérdida auditiva a causa de medicamentos ¿es posible?

Publicado diciembre 2, 2022

Etiquetas

Categorías