14

Oct

Publicado 18:15 / 20 likes / 0 comentarios

Desde antes de nacer, el oído es una herramienta que sirve para conocer el mundo que nos rodea. Posteriormente, se convierte en  lo que posibilita a los niños a desarrollar su lenguaje y aprender a hablar durante los primeros años de vida, resultando fundamental para interactuar en la sociedad y sentirse parte del entorno. Por ello, es importante detectar y tratar a tiempo a quienes sufren de pérdida auditiva a temprana edad.

 

De lo contrario, cuando la pérdida auditiva se detecta tardíamente o no se sigue un tratamiento adecuado, suele tener repercusiones en aspectos como:

 

  • Capacidad de comunicación
  • Razonamiento y desarrollo cognitivo
  • Educación y empleo
  • Aptitudes sociales y relaciones interpersonales
  • Salud mental

 

Por un lado, el bajo rendimiento académico asociado a la pérdida auditiva desemboca en menos oportunidades profesionales. Mientras que, por otro lado, la dificultad para comunicarse con otros niños puede originar estrés y aislamiento social, afectando a la salud mental. De ahí la importancia de detectar este problema a tiempo.

 

Pero, ¿cómo podemos detectarlo? A continuación, te compartimos algunas de las señales más comunes que indican la posibilidad de un problema auditivo.

 

Podría interesarte también: Descubre los mitos y realidades de la vida con aparatos auditivos

 

Las señales tempranas que indican pérdida auditiva en niños

 

No reaccionan a ruidos fuertes

 

En primer lugar, cuando los bebés y los niños escuchan cualquier clase de ruido fuerte a su alrededor, lo normal es que reaccionen brincando o volteando hacia la fuente que emite ese sonido. De manera que la ausencia de esta respuesta puede señalar que no los oyen, anunciando un problema auditivo.

 

Tienen dificultad para hablar

 

Posteriormente, debido a que los niños que tienen este padecimiento no están expuestos a estímulos auditivos, puede que exista una ausencia de balbuceos cuando son bebés, que más tarde se traduzca en dificultad para aprender a hablar. No obstante, es importante evaluar que realmente se trate de un problema auditivo, ya que a menudo estos infantes suelen ser diagnosticados erróneamente con retraso mental. 

 

Parece que no ponen atención

 

Además, es común que en ambientes escolares suelan ser considerados niños rebeldes o con déficit de atención, cuando la realidad es que no siguen las indicaciones porque no las escuchan.

 

Hablan gritando

 

Por otro lado, también pueden ser vistos como niños muy “gritones”, debido a que solamente pueden escucharse a sí mismos cuando hablan a un volumen alto. 

 

Con todo lo anterior, es imprescindible saber que la presencia de una o varias de estas señales es razón suficiente como para buscar atención médica inmediata. Así que, si crees que tu hijo puede tener problemas de pérdida auditiva, te recomendamos acudir con un médico audiólogo u otorrinolaringólogo para que te brinden la orientación necesaria. 

 

Por último, si te solicitan realizar la prueba del tamiz auditivo o iniciar un tratamiento con aparatos auditivos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para conocer los detalles de estos servicios. 

 

Recuerda que un diagnóstico y tratamiento oportunos pueden hacer la diferencia en la vida y el desarrollo integral de tus pequeños.

Etiquetas: Uncategorized

Posts Recientes

Pérdida auditiva a causa de medicamentos ¿es posible?

Publicado diciembre 2, 2022

¿El tabaco puede ocasionar pérdida auditiva?

Publicado noviembre 24, 2022

¿Se puede prevenir el uso de aparatos auditivos? Conoce las rutina del cuidado del oído

Publicado noviembre 15, 2022

Etiquetas

Categorías